Cambio Climático - Margarita Cedeño

La madre naturaleza nos vuelve a despertar del letargo del ostracismo medioambiental que algunos utilizan para escudar su cortoplacismo político. Los sucesos de Texas resultan muy preocupantes, una ola de frío inusitada que se agrava por decisiones políticas que limitaron las inversiones necesarias en el sector eléctrico para prepararse ante eventos de esta naturaleza.

El suceso pone en perspectiva el tema del cambio climático, que había sido ignorado y abandonado por las autoridades pasadas del gobierno estadounidense y que fueron rescatadas por el Presidente Biden tan pronto tomó posesión.

La crisis climática es una realidad innegable, tan real como la pandemia del coronavirus y la crisis económica que es cierne sobre la humanidad. Bill Gates ha publicado una obra que promete concienciar a muchos sobre la importancia de evitar el desastre climático y la necesidad de invertir en energías renovables y crear las condiciones para la innovación científica en este campo.

Una base fundamental del multilateralismo que debe normar el mundo post-covid debe sustentarse en una política de responsabilidad con los recursos naturales y con el legado que debemos dejar a las futuras generaciones. No es una tarea fácil, porque a los Acuerdos de París se les han presentado un sinnúmero de escollos que impiden su efectividad, muy parecido a lo que pasó antes con el Protocolo de Kyoto, predecesor de los acuerdos vigentes en la actualidad.

Algunos países ya han demostrado su compromiso con un futuro más verde. El Reino Unido se convirtió en el primer país de ingresos altos en llevar a su legislación los objetivos de disminución de la emisión de carbono. Adicionalmente, Alemania, Francia, Japón y algunos estados de los Estados Unidos se preparan para adoptar la neutralidad de carbono dentro de los próximos 20 o 30 años.

La República Dominicana ha hecho grandes aportes al análisis de los retos que enfrentamos por efecto del cambio climático. El Índice de Vulnerabilidad ante el Cambio Climático es una herramienta innovadora que arroja importantes informaciones sobre el efecto de los desastres naturales en la protección social, solo por poner un ejemplo.

Las ambiciones humanas tienen que concatenarse con la responsabilidad sobre los recursos limitados de que disponemos. Para gestionar los riesgos de la crisis climática es preciso auxiliarnos de todas las ramas de la ciencia: física y química, biología e ingeniería, ciencias políticas y económicas, finanzas y el desarrollo humano.

La responsabilidad política es sustancial para que veamos resultados en la lucha contra el cambio climático. El primer esfuerzo es el diplomático, al que le sigue el impulso político en los espacios regionales. Luego vendrán las implementaciones por normativas y el compromiso empresarial. El camino está claro, solo falta recorrerlo con determinación, para la protección del planeta Tierra, el único hogar que tenemos.

Nuestros Gobernantes deben guiarse por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de los cuales somos signatarios. El capital humano está formado y comprometido, conscientes de la ruta clara hacia la protección del medio ambiente.

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño fue la primera mujer del Partido de la Liberación Dominicana que ostentó el cargo de Vicepresidenta de la República Dominicana. Entre sus logros, destaca su aporte y compromiso con las políticas sociales. Lideró el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la República Dominicana e impulsó una eficiente estrategia de salida de la pobreza conocida como Progresando con Solidaridad.