La inclusión social en la era digital - Margarita Cedeño
  • República Digital promete preparar a los dominicanos, especialmente a los más jóvenes, dotándoles de las capacidades necesarias para enfrentar el mundo tan competitivo en que vivimos.
  •  Tengamos la firme voluntad de seguir poniendo a disposición de la ciudadanía información pertinente para generar su participación proactiva en los asuntos públicos.
  •  Debemos fomentar una mentalidad enfocada hacia el emprendimiento digital, para así lograr mejores técnicos y profesionales en esta área.

Señor Luis Henry Molina, Presidente del Consejo Directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones;

Señor Brahima Sanou, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones;

Señor Fabricio Gómez Mazara, Miembro del Consejo Directivo del INDOTEL y presidente del Capacity Building Symposium;

Señores Miembros del Consejo del INDOTEL;

Delegados y delegadas de los países presentes, organismos internacionales y regionales;

Autoridades de la Unión Internacional de las Telecomunicaciones;

Señores Ministros y Viceministros, funcionarios civiles y militares;

Miembros de la prensa;

Amigos y Amigas:

Vivimos en un planeta donde el lenguaje que tenemos en común es el de la tecnología.

Es una realidad que nos ha impactado a nosotros, los que somos los inmigrantes digitales, pero que en realidad, está marcando la vida presente y futura de los nativos digitales.

Es obvio que vivir en un mundo conectado tiene grandes ventajas.

El conocimiento ya no es de unos pocos, sino que es accesible cada vez más y a más personas.

Esto es un cambio trascendental para la humanidad.

Las grandes revoluciones de la historia de la humanidad han tenido como base fundamental, un mayor acceso al conocimiento.

Y nunca como ahora, habíamos experimentado la transmisión masiva del conocimiento.

Lo que está generando el Internet, el acceso sin restricciones a conocimiento de todo tipo, ha generado y continuará produciendo importantes consecuencias económicas, políticas y sociales a nivel mundial.

De nuestras capacidades depende si estos cambios serán positivos o negativos, si generaremos mayor desigualdad social o si, por el contrario, de una vez y por todas, construiremos una casa común que beneficie a todos por igual.

Por nuestra parte estamos haciendo nuestro trabajo para lograrlo.

La República Dominicana se ha embarcado en la más ambiciosa estrategia de promoción de la economía digital que hayamos experimentado.

República Digital promete, y así lo cumplirá, preparar a los dominicanos, especialmente a los más jóvenes, dotándoles de las capacidades necesarias para enfrentar el mundo tan competitivo en que vivimos.

Pero debo plantear una advertencia: corremos el riesgo de generar un progreso económico a partir de la inclusión digital, que sea excluyente, que deje fuera a los más vulnerables y que, en lugar de generar mayor igualdad, por el contrario, profundice las brechas que enfrentamos.

La generación de capacidades, debe hacerse con un alto sentido de la igualdad social.

Nuestros países tienen que pasar de ser consumidores a ser también productores. El internet de las cosas, el Big Data, la innovación tecnológica, el uso adecuado de la tecnología de punta, la inteligencia artificial, tienen que ser una realidad temprana también aquí, en nuestras sociedades, porque de lo contrario, el mundo plano del que nos habla Friedman volverá a ser un mundo lleno de precipicios y cascadas insalvables.

Amigos y amigas:

La agenda en materia digital de la República Dominicana es amplia, lo que significa que hay mucho trabajo por hacer.

Puedo mencionarles algunos, brevemente, como el cierre de la brecha digital, que es una fuente de desigualdad social inaceptable.

Por igual, la necesidad de formar una ciudadanía digital, que pueda disponer de las habilidades necesarias para hacer un uso efectivo de estas tecnologías.

Desde los Centros Tecnológicos Comunitarios, programa que cuenta con el premio mundial de la UIT, trabajamos para formar ciudadanía digital, la cual, además será certificada a nivel internacional.

El tercer reto está en nuestra cancha. Construir un Gobierno electrónico eficiente. Hemos avanzado en ello y justamente el miércoles, estaremos presentando decenas de nuevos servicios a los que los ciudadanos podrán accesar por internet.

No hay duda de que la ciudadanía requiere de facilidades para ejercer sus derechos, ya sea obtener un documento o registrar una empresa. Esto es determinante para el futuro económico de la nación.

Un cuarto reto es avanzar hacia un Gobierno abierto y del ‘big data’.

Tengamos la firme voluntad de seguir poniendo a disposición de la ciudadanía, información pertinente para generar la participación proactiva de la ciudadanía en los asuntos públicos.

A esto seguiría la necesidad de impulsar la economía digital como motor de progreso

Yo sueño con que podamos construir la industria tecnológica de la República Dominicana, y así integrarnos a un mercado que cada año genera 8 billones de dólares.

Y, evidentemente, que aprovechemos esa tecnología y los recursos de la economía digital, para generar cambios sociales, desde la salud hasta la educación.

Finalmente, un último reto: Potenciar el emprendedurismo digital y la innovación empresarial.

Lo digital domina las nuevas formas de emprendimiento en el siglo XXI.

La innovación en tecnología es lo que está moviendo al mundo.

La productividad y competitividad de las empresas depende cada vez más de la integración digital.

Por ende, debemos fomentar capacidades y una mentalidad enfocada hacia el emprendimiento digital, para así lograr más y mejores técnicos y profesionales en esa área.

Yo felicito y agradezco a la UIT por elegir a nuestro país para este importante encuentro, porque pone en la palestra pública, un tema de tanta relevancia, como la generación de capacidades para la sociedad de la información y el conocimiento.

Felicito al INDOTEL y a su presidente Luis Henry Molina. Es una institución que está reencausandose hacia su función, que es apoyar desde la regulación, el desarrollo de las telecomunicaciones y el uso de la tecnología.

Como han visto, tenemos objetivos ambiciosos que corresponden, a su vez, a grandes desafíos.

Pero tenemos la firme determinación de convertirlos en realidad.

Vamos a propiciar en nuestros ciudadanos las capacidades para crear, producir e innovar; a darles las herramientas para que puedan ejercer sus derechos con responsabilidad, cumplir sus deberes, emprender, pero sobre todo, para que puedan construir un mejor país, para todos.

¡Muchas Gracias! ¡Qué Dios les bendiga!

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño fue la primera mujer del Partido de la Liberación Dominicana que ostentó el cargo de Vicepresidenta de la República Dominicana. Entre sus logros, destaca su aporte y compromiso con las políticas sociales. Lideró el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la República Dominicana e impulsó una eficiente estrategia de salida de la pobreza conocida como Progresando con Solidaridad.