Margarita con La Vega y su gente - Margarita Cedeño

Siempre he llevado en mi corazón al pueblo de La Vega, Constanza y Jarabacoa; gente trabajadora que en esta pandemia han realizado un extraordinario trabajo para asegurar la seguridad alimentaria. Ahora más que nunca pienso trabajar a favor de la agricultura familiar, especialmente en El Valle de Constanza, un paraíso que siempre traerá a mi memoria el recuerdo de Darío Suriel, el joven que en su lecho de muerte pidió una escuela para su pueblo. Ahí está el Centro Educativo Dario Antonio Peña Suriel, testimonio de su lucha por la vida y por su comunidad.