Por el logro del desarrollo sostenible desde la intersectorialidad - Margarita Cedeño
  • Un buen crecimiento económico depende de un adecuado el desarrollo social. Son caras de la misma moneda: la del desarrollo sostenible en un marco de sostenibilidad ambiental.
  • Las nuevas políticas sociales deben abocarse al cierre de brechas y crear las condiciones en toda la población para el ejercicio de derechos y fortalecer su empleabilidad.
  • Estas jornadas son un reflejo del gran compromiso que ha asumido nuestro país para que esta Presidencia «pro tempore» resulte en pasos de avances importantes, tangibles y medibles para el Sistema.

Amigos y amigas:

 

La República Dominicana se engalana al recibirles en esta ocasión, en un evento de tanta trascendencia para el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), pero sobre todo, de tanta relevancia para el desarrollo sostenible de nuestros pueblos.

Reciban el caluroso abrazo de este pueblo hermano, que les recibe con la sonrisa contagiosa de nuestra gente y bajo el cálido sol de Punta Cana, donde justo comienza nuestra isla y donde hoy, por igual, comienza una nueva visión de la protección social en el siglo XXI.

Es nuestra aspiración que este Foro sea un antes y un después en las políticas sociales de nuestra región. Y que a partir de hoy, trabajemos con mayor determinación, uniendo voluntades, ideas y pasión, para aprovechar la plataforma que nos ofrece SICA y dejar como legado una región más próspera, con mayor igualdad y justicia social.

Durante los últimos años, vemos como van mejorando los indicadores económicos de los países miembros de SICA, pero a veces olvidamos que un buen crecimiento económico depende de un adecuado el desarrollo social. Son caras de la misma moneda: la del desarrollo sostenible en un marco de sostenibilidad ambiental.

La dinámica de crecimiento y el repunte de la actividad económica de nuestros países, amenaza con embriagarnos de un éxito que no es suficiente para mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos. Ha quedado demostrado una y otra vez que el crecimiento económico no es suficiente para que la gente viva mejor.

Y les confieso que en mis años de ejercicio como Vicepresidenta he podido comprobar, que si bien lo social se juega en lo económico, es más cierto aún que lo económico se juega en lo social. Y también se juega en lo ambiental como nos lo recuerdan los ODS y el Papa Francisco cuando nos llama a “cuidar la Casa Común”, nuestra tierra, la casa de todos y todas.

Cada vez se hace más imperativo contar con políticas sociales pensadas y diseñadas desde una visión estratégica, universales y que  focalicen como mecanismo de gradualidad, garantizando la integralidad de las mismas, y  vinculadas a los sectores productivos, con énfasis en la generación de capacidades para atender necesidades presentes y futuras del mercado laboral desafiante, competitivo y excluyente.

Asimismo, las nuevas políticas sociales deben abocarse al cierre de brechas y crear las condiciones en toda la población para el ejercicio de derechos y fortalecer su empleabilidad en un mundo globalizado que requiere innovación constante,  cooperación y espíritu emprendedor.

Y esta no es una tarea que debemos emprender cada país por sí solos.

Es una carrera contra la injusticia social y la pobreza en la que debemos apoyarnos mutuamente, aprender de los errores que cometemos y exportar las mejores prácticas.  La justicia que le debemos a los excluidos es la que vamos a construir entre todos, como socios por el desarrollo y el bienestar de nuestros pueblos, a los que servimos y nos debemos.

Ese es el espíritu de este encuentro. Generar un futuro donde nadie se quede atrás, apoyados en la innovación y en la intersectorialidad de las políticas sociales.

Ver la innovación como un medio para generar riqueza y proteger la dignidad de las personas,  no como fin.

Esto implica aprendizaje compartido. Aprender y enseñar.

Aprender juntos  de forma integral en el marco de  la interesectorialidad, conectando mundos con diálogos asimétricos, construyendo lógicas complementarias entre la protección y la producción, entre el género y las tics, entre la salud y la educación,  en fin… entre la pobreza y la esperanza.

Lo que ha sucedido en la sede de este evento ayer y antes de ayer, constituye la zapata sobre la cual construiremos esas ideas. Las discusiones y debates que se generarán hoy y mañana nos encaminarán hacia la adopción de esa importante agenda intersectorial sobre protección social e inclusión productiva,  con siete principios que marcan su direccionalidad, y cuatro ejes que orientan nuestro accionar.

Un objetivo ambicioso que no requiere más que de nuestra voluntad y vocación de servicio en favor de los más desfavorecidos, para hacerlo  una realidad.

Reconocemos que estos espacios no cambian las condiciones de desigualdad y de exclusión, pero si tenemos la certeza de que los mismos cambian las personas que están llamadas a cambiar el mundo, y la realidad de cada uno de nuestros países. Los que estamos aquí constituimos la esperanza para nuestras naciones, para la región.

No puedo más que agradecer la confianza que ha depositado en nosotros el Secretario General de SICA, don Vinicio Cerezo, gran amigo de nuestro país, que me consta tiene mucha fe en la idea poderosa de un trabajo mancomunado en torno a la política social en la región y es un gran defensor de la igualdad, inclusión y la equidad de género.

Mi querido don Vinicio, la SISCA no podía tener mejor aliado que Usted para lograr juntos esta necesaria e imperiosa necesidad de trabajar lo social desde la intersectorialidad, para maximizar resultados, eficientizar la inversión y acortar tiempos. En política, como todos sabemos, el tiempo es muy corto.

Agradezco por igual, con mucho cariño, la presencia de mi amiga Isabel de Saint Maló de Alvarado, Vicepresidenta y Canciller de Panamá; a Vanda Pignato, Secretaria de Inclusión Social de El Salvador; a Olga Alvarado, Delegada Presidencial de Honduras y a Patrick Faber, Viceprimer Ministro de Belice.

Quiero resaltar la presencia por igual de la Ministra de Protección Social de Pakistán, Marvi Menom,  que ha venido a confirmar el deseo de su país de impulsar cooperación Sur-Sur con esta región. Es un halago para la República Dominicana que haya querido conocer lo que estamos haciendo a favor de la gente.

Estoy convencida que todos y todas coincidimos en la necesidad de una región más cercana a la gente, donde la mujer tenga el rol que le corresponde, para aportar al desarrollo de nuestros países.

Señoras y Señores:

La escasa capacidad redistributiva de nuestras economías es un mal que afecta al mundo entero, pero que se acentúa fuertemente en América Latina, la región más desigual del planeta.

La respuesta a ese gran reto que enfrentamos está en las políticas sociales.

Está en la cooperación entre nuestros países y las agencias de desarrollo.

Está en las acciones que emprendamos para generar más innovación en las políticas públicas.

Está en la promoción de emprendimientos productivos, en la inversión en el campo, en la atención focalizada a los grupos vulnerables.

La respuesta está en la educación, en la agricultura, en la salud, la cultura, en la equidad de género.

En fin, está hoy representada en este evento y yo se que tenemos el deseo y la capacidad de que sea una realidad.

Hay que reconocer el gran esfuerzo que ha hecho la Secretaría de Integración Social Centroamericana (SISCA), que hoy dirige un amigo dominicano, Alfredo Suárez, para que por primera vez en la historia del Sistema, se realice una reunión de esta magnitud.

Es un reflejo del gran compromiso que ha asumido nuestro país y nuestro gobierno, encabezado por el presidente y amigo Danilo Medina, para que esta Presidencia Pro Témpore resulte en pasos de avances importantes, tangibles y medibles para el Sistema.

En el área social, cuando entreguemos en junio la PPT al hermano país de

Belice, estaremos pasándole toda una agenda de trabajo en torno a las políticas sociales, que apoyará la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en el 2030, tal y como ha sido el compromiso asumido por nuestros Estados.

La presencia el día de hoy de Ministros, Viceministros, Directores, autoridades políticas, técnicas, Embajadores, organismos internacionales, así como medios de comunicación y muchos más, es una manifestación inequívoca del compromiso que compartimos para una región más justa, más equitativa y más próspera.

Amigos y amigas:

El corto y el largo plazo inician el mismo día.

Hoy damos inicio a las acciones que nos llevan a un objetivo que parece lejano. Sin embargo, día a día, estaremos más cerca de que los más de 57 millones de ciudadanos que viven en los países miembros del Sistema, disfruten del bienestar que merecen, el bienestar con el que nos hemos comprometido.

Estoy segura que estas jornadas serán muy productivas y que Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y la República Dominicana, avanzaremos juntos, de la mano, para el bienestar de nuestra gente, motivo y motor de nuestras acciones.

¡Bienvenidos y muchas gracias!

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño

Margarita Cedeño fue la primera mujer del Partido de la Liberación Dominicana que ostentó el cargo de Vicepresidenta de la República Dominicana. Entre sus logros, destaca su aporte y compromiso con las políticas sociales. Lideró el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales de la República Dominicana e impulsó una eficiente estrategia de salida de la pobreza conocida como Progresando con Solidaridad.